NUESTRA COCINA

DESDE EL INICIO NUESTRA CONSIGNA ES: LA CALIDAD DE LA MERCADERÍA Y HACER TODO PARA EL DÍA, SIEMPRE. NUESTRA IDEA ERA QUE FUESE UN RESTAURANTE DISTINTO, NUNCA PENSAMOS EN MEJOR O PEOR, SINO DIFERENTE; Y ESO ES LO QUE INTENTAMOS MANTENER.

Dado nuestro tipo de servicio, no es factible contar con una carta muy extensa, ya que elaboramos todo lo que vendemos, desde el pan hasta los petit furs, lo cual lleva mucho tiempo, creemos en la calidad y no en la cantidad.

Otro tema es tener en cuenta a el que quiere comer la más antigua de las recetas con quien quiere ser sorprendido. Son muchos los que nos llaman y nos piden un plato que no está en carta, pollo Floreal, ravioles de langostinos, sangria, en fin, no son recetas vigentes para quienes no tienen el sabor de antaño, para ellos, el manjar de los dioses.

En los tiempos de antaño contar con buena materia prima, no era tarea sencilla. A Punta del Este no llegaba nada, había que abastecerse en Montevideo. Productos, inexistentes en nuestro país, como almendras, champiñones o especies de buena calidad, eran abastecidos por los propios clientes Argentinos, país donde había libre importación.
Hoy nuestro interés en tener productos frescos y especiales, nos llevan a recorrer nuestras tierras descubriendo y resaltando productos y productores de excelente nivel.